Un copa de Jerez por Cervantes y Shakespeare

“Si mil hijos tuviera, el primer principio humano que les enseñaría sería, abjurar de toda bebida insípida y dedicarse al vino de Jerez”.

William Shakespeare

¡Me cuesta pensar lo que costaría hoy que una “celebrity” del calado histórico del gran dramaturgo y poeta inglés pronunciara esta maravillosa y rotunda afirmación!

Pero, es que no sólo contribuyó a la expansión del vino de Jerez el también actor inglés; Don Miguel de Cervantes Saavedra, máximo exponente de la Literatura Española, y autor de la Obra Universal “Don Quijote de La Mancha”, también se refiere a los vinos generosos en su libro “Los Trabajos de Persiles y Segismunda”:

“Fueronse con esto al hospedaje; volvieron a colmarse las mesas de manjares; llenaronse de regocijo los pechos, porque se llenaron las tazas de generosos vinos: que, cuando se trasiegan por la mar de un cabo a otro, se mejoran de manera, que no hay nectar que se les iguale“.

En concreto alude a los intrépidos Vinos de “Ida y Vuelta”, que en Jerez eran las botas que, prodigiosamente estivadas en los navíos que fondeaban en la Bahía de Cádiz, viajaban a tierras lejanas en largas travesías. La mar, las condiciones climáticas y el incesante vaivén mejoraban estos Vinos hasta convertirlos en Joyas Enológicas que multiplicaban su precio en el mercado a su regreso.

En los Archivos Históricos de González Byass se conservan Inventarios de 1838 con apuntes de “Vinos en Viaje de Ida y Vuelta”.

Una vez más, el hilo de la Historia y en este caso de la Literatura con mayúsculas, nos conduce a Jerez, al Vino que hace Historia, que tiene Alma y que hoy levanta la copa para conmemorar el Cuatrocientos Aniversario de la Muerte de Cervantes y Shakespeare. ¡Va por ellos!

 

José Argudo

Marketing Manager de González Byass

Tio Pepe En Rama 2016: #SueloyVelo


La levadura de “flor” de la Primavera, sin clarificar ni filtrar. Una Saca sublime, contundente y muy en el estilo tradicional. La Madre Naturaleza brinda un Fino que ha esperado en La Constancia. Su etiqueta procede de un diseño del Archivo Histórico de González Byass. Un maridaje perfecto para las tapas, “Pura Vida”.

Fino en Rama es Tio Pepe sin clarificar ni filtrar, obtenido de la parte central de la bota durante la Primavera, momento en que la levadura de “flor” es más activa. Se elabora en cantidades muy limitadas.

Como cada año, es la primavera la que vuelve a marcar el momento para Tio Pepe En Rama, cuando “la flor” inunda de vida la bodega, cuando la calle Unión o la calle Ciegos son una explosión de color y vida: jilgueros, verderones y tordos se pierden entre la parra virgen, gitanillas y geranios de intenso color rojo.

En esta Saca de 2016 Tio Pepe En Rama se presenta sublime, contundente y muy en el estilo tradicional de Tio Pepe. La suavidad del año agrícola, con una pluviometría en la media de la región y un verano suave, condujo a una vendimia sana y equilibrada.

El devenir del año pareció aliarse con la bodega para que “la flor” mantuviera su mágico manto, rotundo y contundente, a lo largo del año.

Temperaturas medias ideales y ausencia de vientos cálidos de levante han sido la clave para que ahora, que la venencia irrumpe en la quietud de la bota, la Madre Naturaleza brinde este Fino sublime, amable, ligero y mantecoso, que ha esperado en La Constancia su momento.

La tiza, la bodega y largas horas de meditación han sido las claves en la selección de 60 botas. El resultado: emoción, orgullo y satisfacción con un vino que rememora tantos y tantos momentos vividos de generación en generación “a pie de bota” catando la esencia, la historia y la razón de ser de González Byass, Tio Pepe.

La etiqueta de la séptima edición del Tio Pepe En Rama se basa en un diseño original, descubierto, como en ediciones anteriores, en el Archivo Histórico de González Byass.

Tio Pepe Fino En Rama tiene un color amarillo pálido con reflejos verde oliva y oro. Poderosamente aromático pero elegante a la vez, con un carácter distintivo de la “flor”.

Aromas de almendra y levadura. Elegante, fresco, intenso, complejo, salino y muy expresivo. Se puede decir que es “Pura Vida”.

Es el maridaje perfecto para pescados, mariscos, quesos, carnes blancas y, por supuesto, tapas.

Previo a su consumo, Tio Pepe Fino En Rama debe ser mantenido a temperatura estable (10-12ºC).