Tendencias en el vino de jerez para el 2018

¿Hacia dónde camina el Jerez? ¿Será capaz Jerez de apuntarse al carro de la digitalización? ¿Sigue viva la llama de la Sherry Revolution?.

Se acerca el final de año y toca recapitular y comentar lo que vendrá con el 2018.
El optimismo es siempre una ventaja y debemos lanzar un primer grito al viento ¡ Viva la #SherryRevolution !… el resurgir del vino de Jerez continua su marcha por todo el mundo. Hemos visto por vez primera desde hace años datos positivos en las estadísticas de venta y eso debe alentarnos a todos. Jerez es ahora un atractivo para nuevos proyectos bodegueros que traen consigo la aparición de nuevas marcas, la recuperación de otras, el acicalado de cascos bodegueros, fachadas y calles que pronto olerán de nuevo a vino, Jerez está de moda, ¡es nuestro momento!.

A pesar de que los datos de consumo se mueven lentamente, hemos cambiado la tendencia en España y crece el consumo interno, dato que incluye a Jerez donde vemos que el consumo comienza a desestacionalizarse gracias en parte a un creciente interés por la autenticidad y la calidad. El pan, las verduras y frutas que tienen sabor, la cocina de fuego lento, lo auténtico gana la partida a la rapidez y la perfección.
Este mundo acelerado es la antítesis de Jerez donde el tiempo es el aliado perfecto en la Bodega y donde casi todo está pensado para el largo plazo.
Pero las tendencias y las modas cambian y esa inquietud, esas ganas de innovar, a veces solo mirando al pasado, están haciendo que también haya hoy un Jerez casi efímero por su juventud y frescura que reivindica vinificaciones de estilo tradicional, tratando de que la tierra y la viña estén más presentes, haciendo que las nobles varietales que ya se extinguieron, regresen.

2018, debe traer proyectos nuevos basados en esas ganas por redescubrir Jerez y su campiña, pero también Cádiz con el resto de opciones vinícolas que sumarán autenticidad y grandeza ya que son innovaciones basadas en la historia y el suelo. Ese suelo al que la tendencia también “mima” más que nunca. La conciencia sostenible llega para quedarse también en Jerez, investigación al servicio de la naturaleza, árboles que repueblan la campiña y la dotan de vida y de sombra más que necesaria en los largos estíos que vivimos.
La gastronomía seguirá siendo la gran aliada para que nuestros vinos se sienten en los mejores restaurantes, copen las barras más modernas y, por supuesto, sigan en tabernas, tascas y tabancos, alegrando tertulias y engrandeciendo un plato de buen “potaje” o la “espuma de erizo de mar “más sabrosa. Grandes proyectos llegan a Jerez, jóvenes chefs se consolidad y todos abanderan a Jerez y sus grandes posibilidades en este bonito mundo de las armonías. “Flor” que se come, vinos sin encabezar, sacas especiales, selecciones en Bodega, todo vale para hacer vivir al comensal experiencias únicas e irrepetibles.
Si algo prevalece e incluso se refuerza en esta era digital que vivimos es la búsqueda de experiencias y de sensaciones que todos buscamos cuando consumimos algo, sea lo que sea; conducimos, viajamos, comemos y por supuesto bebemos.
En esto de las experiencias Dios fue generoso con este punto del planeta y nos ha dado un “cajón” de ellas. Experiencias que ofrece la provincia de Cádiz que nos deben servir de acicate para hacerlo cada día mejor, para cuidar al máximo las fuentes de estas experiencias, para no dejarnos llevar y seguir siendo auténticos y leales en todo.
Lo mejor es que en todas y cada una de estas experiencias los vinos de Jerez nos acompañan, su historia y su versatilidad hacen que todo concluya en Jerez. Hay además sitio para todos, estas experiencias son el mejor camino para que Jerez siga ganando embajadores por doquier.
Este “story telling“ de lujo y casi inagotable, nos une además al fenómeno de la digitalización y supone la manera más eficaz de alcanzar el ansiado “engagement“ y la posterior “viralización” que nos hará conquistar las Redes Sociales y por tanto el mundo.

En lo puramente enológico, el año entrante nos debe traer novedades de sumo interés. Ahora que han desaparecido algunos “corsés” y que el mercado cambia con mayor agilidad, Jerez debe estar a la moda. Ahora que nos encontramos en la era digital y que la comunicación es bidireccional tenemos la oportunidad de dialogar con miles y miles de personas que están detrás de un smart phone, el Jerez debe escuchar para alinearse, por supuesto defendiendo su esencia, con las tendencias. Vinos más ligeros de alcohol, también vinos con más carácter e incluso con aporte de botánicos llegarán para facilitar el paladar de los más jóvenes que han de acercarse a Jerez con descaro y tiento, pero sin miedo.

La viña, el “terroir” y los famosos pagos tendrá también mucho que decir. El origen importa y mucho y genera mágicas diferencias que hacen más rico a Jerez.
Jóvenes enólogos siguen aflorando con esfuerzo, proyectos que poco a poco son realidades en las que vemos espumosos, vermús, etc. Vinos y licores que con las dotes exigidas de calidad y autenticidad, seguro que encontrar su mercado ayudados por este resurgir del Jerez que este año se consolidará un poco más en las cuentas de resultados de las Bodegas del marco.

El sol seguirá saliendo en 2018 con grandes expectativas para el vino en general y para el Jerez en particular. No faltan iniciativas de todo tipo, enoturisticas, gastronómicas, enológicas y sobre todo no faltan las personas que harán todo esto posible con la ayuda de Dios y la madre naturaleza.
Feliz y próspero 2018

José Argudo López de Carrizosa, Global Marketing Manager Tío Pepe

@argudoj

 

Tío Pepe 2017 en 1 minuto

Este año 2017 ha estado repleto de experiencias Tío Pepe. Comenzamos descubriendo ¿cómo se fabrica una bota de vino de jerez?, nos sumergimos en el mar del carnaval gaditano de la mano de un Guiri-tano con Solera, corrimos más de cuarenta kilómetros en la Sherry Maratón, un año más, hicimos un recorrido 360º en la Feria de Jerez, nuestra feria. Fuimos de Jerez a Barcelona dentro de una botella para unir modernidad y tradición. Galopamos en Sotogrande detrás de una bocha para refrescarnos con los Sherry Cocktails, presentamos una nueva edición de Tío Pepe en rama, más salvaje que nunca. Los influencers, han entrado de lleno en nuestras vidas comenzando por la vendimia nocturna y llegando hasta el Blog Trip #TapasyTioPepe. Hemos nadado entre atunes y premios, con el Trofeo Len Evans, recompensa la excelencia en el IWC durante un período de cinco años. El Sherry Master 2017 ha sido de nuevo un éxito con más de cuarenta y cinco inscritos enamorados del vino de jerez. Nos hemos emocionado con Pedro Ballesteros MW (Master of Wine) en la selección de los Finos Palmas 2017 y en San Andrés el mosto, vino fué. Y para este año nuevo, queremos seguir marcando goles www.contiopepealfutbol.com. Un año repleto de experiencias entorno al maravilloso mundo de los vinos de jerez. Gracias a todos los que habéis participado este año y os esperamos para la próxima.

👇👇👇Déjanos tus comentarios y propuestas para este 2018👇👇👇

Vinos Finitos la saga comienza con Alfonso 1/6

Jereces infinitos en edad pero finitos en vida, casi deliberadamente “olvidados” para, deliberadamente, volverlos a encontrar en la oscuridad de las bodegas de González Byass.

El halo de misterio que en ocasiones rodea al Jerez y a las bodegas, se constata en esos vinos que algunos llaman “olvidados”… botas o incluso botellas que han permanecido en los lugares más recónditos de la Bodega y que parece que nunca llegará el momento para disfrutar de  ese vino que ya es reliquia.

Afortunadamente en González Byass son muchos los vinos convertidos en reliquias que por su extrema escasez y por no poderse replicar jamás, verán la luz a partir de ahora con el apelativo de Vinos Finitos.  

Ahora que la #SherryRevolution ha calado en los mercado de medio mundo, ahora que se valora la evolución mágica de estos vinos únicos, llega el momento de su embotellado en cantidades mínimos y finitas estos vinos sublimes.

Alfonso 1/6, ha sido el elegido para iniciar esta saga que hará historia, un vino clásico que reivindica un estilo de oloroso seco inconfundible y que en la Casa del Tío Pepe siempre se conoció como Oloroso Fino. Fino por su finura en nariz, por su elegancia innata y por su amabilidad en la boca. Alfonso 1/6 roció la solera de Alfonso durante muchos años, hasta que el azar o la intuición de algún capataz de raza, quiso que solo 6 botas quedaran “olvidadas” en Bodega.  Ahora que todo cuadra, llega su momento y solo una bota ha sido la seleccionada por la nariz y el corazón de Antonio Flores para “vestirla de largo” y que en estos días salga a los mercados del mundo para el deleite  de unos pocos.

Larga vida a los Vinos Finitos de González Byass

👉 Quiero mi Alfonso 1/6

👉 Ficha Alfonso 1/6

Resumen del año vinícola 2017 y proyectos para el 2018

El año 2017 quedará escrito en la historia del Jerez como un buen año, un año en el que el resurgimiento de nuestro vino es ya una realidad palpable. Hemos tenido una vendimia sana y una cosecha que ha superado ampliamente las expectativas de las bodegas del marco. En cuanto a ventas, se consolida la tendencia alcista de los jereces de calidad frente a la caída de aquellos que no apuestan por la misma. ¡Esto es una gran noticia!. El conocimiento de nuestros vinos está calando lenta y profundamente como la buena lluvia en nuestros consumidores y prueba de ello es el éxito conseguido año tras año por el Sherrymaster by Tío Pepe que representa el compromiso de nuestra bodega con la formación.

González Byass ha seguido este año liderando  la “Sherry Revolution” un movimiento en el que algunos no creían, esta revolución no destruye el pasado para edificar un futuro sin cimientos, esta revolución se basa en el buen trabajo y la constancia y abre un camino basado en el respeto al origen y a nuestra propia historia.  Prueba de ello son las ediciones de Tío Pepe en Rama y los Finos Palmas agotadas prácticamente desde su embotellado, reconocidas a nivel internacional en los certámenes más prestigiosos, deseadas por los mejores chef y sumilleres, son hoy en día una clase magistral sobre la crianza biológica. También han visto la luz dos vinos que son patrimonio no solamente de González Byass sino de los vinos de Jerez en general, un moscatel prefiloxérico sin encabezar, Pío X 1903 un auténtico disfrute de los sentidos y del que solamente hay disponibles en el mercado 100 botellas y Alfonso 1/6 ( un vino Finito) seis botas olvidadas en la bodega de la Constancia que nos muestran la grandeza de los olorosos finos, el gran vino de Jerez. Si este año ha sido la constatación del resurgimiento, esperamos que el 2018 sea el año de la consolidación, ahora bien, consolidar no significa dejar de avanzar sino todo lo contrario, significa afianzar los logros conseguidos para seguir construyendo encima.

El año que llega se nos presenta lleno de proyectos; el lagar de vinificación en dulce de viña Estévez dedicado en exclusiva a la Pedro Ximénez hace honor a nuestro lema “González Byass, la bodega que ama a sus viñas”,  la recuperación y puesta en valor de tipologías de vinos casi olvidadas y la recuperación del Aljibe, nuestro archivo líquido con casi 5.000 botellas de los siglos XIX y XX completan los tres “terroirs” del Jerez, la viña, la bodega y la botella.

En nuestras manos está el futuro, no lo dejemos escapar porque como los vinos de ida y vuelta, los vinos de Jerez vuelven mejores, con mas fuerza y dispuestos a quedarse.

Antonio Flores, Enólogo y Master Blender