Cómo enfriar el vino fino

¿Os parece una pesadilla enfriar el vino fino en verano?

Llega el veranito y a los amantes del vino y concretamente del vino fino tenemos que ingeniárnosla para enfriar y mantener frío nuestra botella de vino, luchamos contra las temperaturas para que la experiencia sea satisfactoria. Y para ello, os proponemos 5 trucos o métodos para enfriar y mantener frío el vino fino que vayáis a tomar.

“Playero”

Este método es todo un clásico. Nos puede pasar cualquier domingo o día de fiesta y es que salgamos a la playa, al río o al campo, y no tengamos nevera para nuestro vino. Aquí tenéis la primera idea para mantener vuestra botella de vino lo más fría posible. Busca la tierra más húmeda y entierra la botella todo lo que puedas, cuanto más húmeda esté la tierra mejor.

Enfría tu botella de vino fino enterrándola en una zona húmeda.

“Con los amigos”

Quedada de última hora con los amigos en casa y envías un whatsapp para que algún amigo, de camino a casa, compre hielo en la gasolinera más cercana. Pues con este método que puedes ver en la fotografía puedes enfriar y servir el Tío Pepe de forma original en pocos minutos.

Truco con cualquier saco de hielo de Gasolinera.

“Profesional”

Quedarás como un pro de la sumillería si utilizas este método con tus amigos. Mete la botella en una champanera o similar y cúbrela de hielo pequeño, después le pones medio kilo de sal gorda esparcida con poca agua, si pones mucha agua lo que sucederá es que se derretirá el hielo rápidamente. Se creará un bloque de hielo. En diez minutos, la botella estará a unos cinco grados de temperatura. Para los puntillosos que queráis entender el proceso químico es una reacción endotérmica.

“Sibarita”

Para los que nunca mezclaríais el Tío Pepe con hielo, está la opción sibarita, que es crear vuestros propios cubitos de hielo de Tío Pepe para mezclar posteriormente en la copa de fino.

Éxito asegurado en cualquier reunión vinícola. Aquí tenéis más información al respecto.

“Lo más cool”

Esta es la opción si eres un trending del vino, y se trata de congelar uvas para utilizarlas como cubitos de hielo. Evidentemente lo ideal sería usar uvas palomino congeladas pero sino es así, podemos hacerlo con cualquier uva blanca. Para congelarlas las uvas no es necesario pelarlas y soportan perfectamente el congelado. Lo ideal, es tener el vino bien frío y añadirles las uvas congeladas como un extra a la experiencia de beber, para poder comértelas cuando termines con el vino. Aquí podéis ver los pasos para congelar las uvas.

Uvas Congeladas para enfriar el Vino Fino

¡Recuerda! que lo ideal para Tío Pepe en la época de verano es tomarlos sobre unos cinco grados, básicamente bien frío.

Y vosotros… ¿cómo lo hacéis?. Déjanos tus ideas en los comentarios.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Newsletter exclusiva para #Sherrylovers!

¿Quieres recibir todos los posts en tu email?

Inscríbete