Resumen del año vinícola 2017 y proyectos para el 2018

El año 2017 quedará escrito en la historia del Jerez como un buen año, un año en el que el resurgimiento de nuestro vino es ya una realidad palpable. Hemos tenido una vendimia sana y una cosecha que ha superado ampliamente las expectativas de las bodegas del marco. En cuanto a ventas, se consolida la tendencia alcista de los jereces de calidad frente a la caída de aquellos que no apuestan por la misma. ¡Esto es una gran noticia!. El conocimiento de nuestros vinos está calando lenta y profundamente como la buena lluvia en nuestros consumidores y prueba de ello es el éxito conseguido año tras año por el Sherrymaster by Tío Pepe que representa el compromiso de nuestra bodega con la formación.

González Byass ha seguido este año liderando  la “Sherry Revolution” un movimiento en el que algunos no creían, esta revolución no destruye el pasado para edificar un futuro sin cimientos, esta revolución se basa en el buen trabajo y la constancia y abre un camino basado en el respeto al origen y a nuestra propia historia.  Prueba de ello son las ediciones de Tío Pepe en Rama y los Finos Palmas agotadas prácticamente desde su embotellado, reconocidas a nivel internacional en los certámenes más prestigiosos, deseadas por los mejores chef y sumilleres, son hoy en día una clase magistral sobre la crianza biológica. También han visto la luz dos vinos que son patrimonio no solamente de González Byass sino de los vinos de Jerez en general, un moscatel prefiloxérico sin encabezar, Pío X 1903 un auténtico disfrute de los sentidos y del que solamente hay disponibles en el mercado 100 botellas y Alfonso 1/6 ( un vino Finito) seis botas olvidadas en la bodega de la Constancia que nos muestran la grandeza de los olorosos finos, el gran vino de Jerez. Si este año ha sido la constatación del resurgimiento, esperamos que el 2018 sea el año de la consolidación, ahora bien, consolidar no significa dejar de avanzar sino todo lo contrario, significa afianzar los logros conseguidos para seguir construyendo encima.

El año que llega se nos presenta lleno de proyectos; el lagar de vinificación en dulce de viña Estévez dedicado en exclusiva a la Pedro Ximénez hace honor a nuestro lema “González Byass, la bodega que ama a sus viñas”,  la recuperación y puesta en valor de tipologías de vinos casi olvidadas y la recuperación del Aljibe, nuestro archivo líquido con casi 5.000 botellas de los siglos XIX y XX completan los tres “terroirs” del Jerez, la viña, la bodega y la botella.

En nuestras manos está el futuro, no lo dejemos escapar porque como los vinos de ida y vuelta, los vinos de Jerez vuelven mejores, con mas fuerza y dispuestos a quedarse.

Antonio Flores, Enólogo y Master Blender

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *