Entradas

Hielos de Tio Pepe

¡Cuando el calor aprieta, apetece enfriar, e incluso combinar, nuestro vino preferido! Cuando buscamos refrescar nuestra magnífica copa de vino (Tio Pepe, claro), no descubrimos realmente nada nuevo…

Ya los ingleses, grandes expertos en vinos, añadían agua carbonatada y limón a su copa de Fino en sus andaduras por el sur de España, en tiempos de la reina Victoria, en lo que pudo ser el origen del famoso ‘Rebujito’.

Este sencillo cóctel, que en González Byass llamamos ‘Tiojito’, dejando así claro el vino a emplear en la sencilla combinación, es una opción pendiente de desestacionalizar, no sólo para Ferias y Romerías. Es ideal para la media tarde o para culminar un día deportivo ¡cualquiera que sea el deporte practicado o el puesto obtenido!

Si su paladar prefiere el elegante amargor de la tónica, podrá disfrutar de un ‘PepeTonic’. ¿Hay algo más cool?

La gran riqueza del Jerez nos lleva por un abanico de tipologías únicas: Finos, Olorosos, Creams, Pedro Ximénez…

Algunos de estos vinos son considerados por su estructura e intenso cuerpo como “vinos de invierno”. ¡Sin duda, son tragos que abrigan el alma! Pero, ¿han tenido la curiosidad de combinar estos vinos? ¿ y de tomarlos casi helados tras el postre?

Si han pasado alguna vez por las canchas de Polo de Sotogrande les habrán hablado de la bebida de moda: Solera Mix’, una especie de “mojito jerezano” a base de hielo picado, Solera 1847, naranja natural y una hojita de menta que da el toque definitivo de frescor .

Los Hielos de Tio Pepe tampoco son nuevos. Paz Ivison, embajadora incansable de su Jerez, los usa hace años y es sin duda la manera más purista y también divertida de refrescar nuestra copa de Tio Pepe de verano sin que el H2O, al descongelarse, agüe nuestra mejor copa de vino y merme así levemente los matices organolépticos únicos de Tio Pepe.

Es muy fácil, así que no hay excusas para seguir disfrutando de los magníficos Vinos de Jerez a la temperatura adecuada que cada cual considere, o con mil y una formulas de combinación.

Vendimia Nocturna

Las Bodegas Tio Pepe de González Byass han llevado a cabo el BlogTrip “Vendimia Nocturna”. En la experiencia participaron blogueros como José Monforte, de “Cosas de Comer”; Raúl Arribas, de “Ralu, de Camino a la Cocina”; Juan Antonio Mena y Pilar Acuaviva, de “Túbal”; Fernando Paredes y Valeska Idarraga, de “Paladar y Tomar”; e Íñigo Blanco, de “Cocino a Conciencia”. La prensa escrita también estuvo representada, con la presencia de José Padilla, de “ABC de Sevilla” y “La Voz de Cádiz”; y Paz Ivison, de “El Mundo”.

El punto de encuentro en el que fueron recibidos blogueros y los periodistas fue la bodega “Las Copas” de González Byass, a la entrada de Jerez, a las 5:30 h. de la mañana. Salvador Guimerá, Gerente de Viñas de González Byass, y José Argudo, Marketing Manager de la Compañía, presentaron la jornada que se viviría en la Viña “La Racha”, en pleno Pago de Macharnudo, que cuenta con un total de 15,5 hectáreas.

Una vez sobre la tierra albariza, lo primero fue conocer las características de la uva que ya se estaba recolectando: la Palomino, seña de identidad del Marco de Jerez. Esta visión inicial fue acompañada de pinceladas sobre la tradición en González Byass y la propia Historia de la Vendimia. Ya en esos momentos, unas 40 personas se afabanaban en la Vendimia Nocturna, una labor que les lleva entre 2 y 3 días y con la que se extraen manualmente unos 50.000 kilos de uva.

La uva recolectada por este procedimiento se destina a la Solera Fundacional de Tio Pepe. El hecho de hacerlo por la noche persigue una temperatura más fresca para la uva, que luego se vinificará a pequeña escala. La uva Palomino alcanza los 11 grados Baumeé en el momento en que se recolecta ya madura. La jornada de labor en la viña se extiende desde la 2 de la madrugada hasta las 9 de la mañana.

A lo largo del BlogTrip, los participantes tuvieron la oportunidad de disfrutar de un alto en el camino con una copa de “Alfonso” o de “Solera 1847”, según se prefiriera, en plena espera a la llegada del amanecer, todo un lujo y todo un espectáculo. Los blogueros y periodistas se llevaron además para casa unos buenos racimos de uva Palomino, para saborear el fruto de la jornada.

…Y se hizo de día. El sol empieza a asomar al fondo de las lomas del pago de Macharnudo. Desde las 6 h. Ya han empezado a salir los camiones con la uva, camino de Bodegas Tio Pepe. El resultado de la Vendimia Nocturna se ha vertido en cubetas con una capacidad de entre 400 y 500 kilos, que son trasladados por caminos de tierra gracias a la fuerza tractora del camión.

El BlogTrip de la Vendimia Nocturna se despedía con un Desayuno Andaluz en el Restaurante “Maypa”, en plena puesta en común de la experiencia y sobre el proceso de la crianza de los Vinos de Jerez, acompañado de un brindis con “Solera 1847” y “Alfonso”, sorbo de vino que simboliza el cierre de un ciclo que se inicia con la propia Vendimia.