Un copa de Jerez por Cervantes y Shakespeare

“Si mil hijos tuviera, el primer principio humano que les enseñaría sería, abjurar de toda bebida insípida y dedicarse al vino de Jerez”.

William Shakespeare

¡Me cuesta pensar lo que costaría hoy que una “celebrity” del calado histórico del gran dramaturgo y poeta inglés pronunciara esta maravillosa y rotunda afirmación!

Pero, es que no sólo contribuyó a la expansión del vino de Jerez el también actor inglés; Don Miguel de Cervantes Saavedra, máximo exponente de la Literatura Española, y autor de la Obra Universal “Don Quijote de La Mancha”, también se refiere a los vinos generosos en su libro “Los Trabajos de Persiles y Segismunda”:

“Fueronse con esto al hospedaje; volvieron a colmarse las mesas de manjares; llenaronse de regocijo los pechos, porque se llenaron las tazas de generosos vinos: que, cuando se trasiegan por la mar de un cabo a otro, se mejoran de manera, que no hay nectar que se les iguale“.

En concreto alude a los intrépidos Vinos de “Ida y Vuelta”, que en Jerez eran las botas que, prodigiosamente estivadas en los navíos que fondeaban en la Bahía de Cádiz, viajaban a tierras lejanas en largas travesías. La mar, las condiciones climáticas y el incesante vaivén mejoraban estos Vinos hasta convertirlos en Joyas Enológicas que multiplicaban su precio en el mercado a su regreso.

En los Archivos Históricos de González Byass se conservan Inventarios de 1838 con apuntes de “Vinos en Viaje de Ida y Vuelta”.

Una vez más, el hilo de la Historia y en este caso de la Literatura con mayúsculas, nos conduce a Jerez, al Vino que hace Historia, que tiene Alma y que hoy levanta la copa para conmemorar el Cuatrocientos Aniversario de la Muerte de Cervantes y Shakespeare. ¡Va por ellos!

 

José Argudo

Marketing Manager de González Byass

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *